RESERVE SU HORA:
32 – 238 51 46
32 – 212 05 40

(9) 575 846 01

¿Entrenamiento Grupal o en Solitario?

Si bien para algunos les puede ser difícil entrenar acompañado, hay que considerar que esta práctica puede aportar importantes ventajas frente a hacerlo solo. Aquí van cinco buenas razones para que consideres un “equipo de entrenamiento”.

  1. Ameniza los entrenamientos. Los tramos largos en zonas de pulsaciones bajas, en las que puedes hablar sin complicaciones, se hacen mucho más llevaderos con un poco de conversación y compañía. No solo la percepción del tiempo pasara más rápido, sino que además evitaras aflojar antes de tiempo.
  2. Compromiso. No hay mejor arma contra la pereza que el compromiso con otra persona. Seguro que ha sido más de un día el que te has dicho a ti mismo “hoy salgo a las 8”, y lo has ido dejando para media hora más tarde… Y al final no has salido. Quedando con otra persona a una hora y en un lugar determinados, vencer en ese debate interno de “salir o no salir, será mucho más sencillo. ¿No irás a dejar plantado a un compañero?
  3. Exigencia. Sobre todo a la hora de realizar series o tramos a mayor ritmo, tener a un compañero que nos “tire” y al que poder exigir, siempre te hará esforzarte un poco más de lo que harías entrenando solo.
  4. Seguridad. Una caída, una torcedura de tobillo… Son muchos los percances que corriendo en la ciudad son solo un pequeño contratiempo pero que, entrenando en una situación outdoor en caminos solitarios, senderos (mountainbike, trailrunning, etc.), pueden convertirse en un verdadero problema en caso de ir solo. ¿La solución? Llevar el celular siempre con batería cargada, comida y agua de más y, mejor aún ¡Ir acompañado!
  5. Sociabilizar. Con nuestros horarios de trabajo, los tiempos de ocio al día realmente limitados y buscar un espacio para entrenar puede suponer, en muchos casos, quitárselo a otras actividades. Correr acompañado es una manera genial de conocer gente, compartir con amigos y sociabilizar mientras prácticas deporte.